top of page

Si tuviese que enamorar a alguien...


Si tuviese que enamorar a alguien hoy, ese alguien serías vos. Solo vos. Le dijo la mujer a su hijo no nacido, a su hija no nacida.


Te imagino ahí, siendo luz de la creación en el infinito, siendo infinito que busca un recipiente para venir a manifestar su luz única, irrepetible. ¿Qué estarás pensando? Aún no viniste y ya deseo saber de vos, ya te amo como nunca antes amé a nadie en este mundo; este amor es incondicional, es ciego, está vivo. Es un amor, como te explico, de esos que no esperan nada a cambio, que solo ES.


¿Cómo describiría este pedazo de mundo para vos?, ¿qué te diría para enamorarte y que finalmente decidas venir?


No existen, aún no han sido inventadas las palabras para enamorarte. Aún no. Ensayo éstas que permiten mi humanidad, esperando que atraviesen las capas de años luz hasta encontrarse con tu alma. Deseo que ese viaje cuántico se lleve un pedacito de esta burbuja de amor que seguimos creando para vos. Una burbuja llena de tiempo compartido, de risas, de llantos, de experiencias vividas en familia, tu familia, esta familia que te espera.


Si, ¿no te dije? Ya tienes una familia acá en la tierra que prepara tu casita desde hace años; tu familia ama la vida, crece unida y sueña tu llegada. Tu familia también sabe que si decides no venir, han aprendido a ser sus mejores versiones todos los días para recibirte, así que, ¿qué decirte?... Gracias hija, gracias hijo.


...


¿Cómo describirte este pedacito de mundo, amor mío?, ¿cómo enamorarte para que decidas nacer?


Aquí hay tantos colores trasmutando en la naturaleza, tantas canciones de pájaros en el cielo, tantas raíces bajo tierra que esperan florecer, tanta vida en el mar con corales, peces, rocas milenarias que cuentan historias de tantas civilizaciones… si, si, en la tierra también hay fuego que nos recuerda nuestro poder creador, alquimia de nuestra subsistencia. ¿Cómo describirte sobre el viento que mueve montañas? Granitos de arena que viajan subidas a ondas sonoras atravesando ríos, mares y océanos rumbo a la eternidad.


Este pedazo de mundo se mueve en espiral hacia el centro, ¿dónde estarás?, ¿en qué parte del infinito te encontrarás?, ¿qué pensarás?, ¿vendrás?.


Si decides venir en esta vida, aquí te espero amor mío; aquí te esperamos amor nuestro.



Si tuviese que enamorar a alguien hoy, ese alguien sos vos.





Abril de 2022

Ejercicio para el Taller de Escritura de Daniel Mella




bottom of page