top of page

¿Cuál es el origen del ñanduti?


Hace tres años, cuando empecé a investigar sobre el ñanduti, me sorprendió saber que hay muy poca bibliografía al respecto. Una tarde salí a caminar por el centro de Asunción y le pregunté a cada kioskero si vendía alguna revista o libro en donde enseñen el paso a paso de nuestro tejido típico paraguayo, lamentablemente todos me respondieron que no.


Tenía mucha ilusión por aprender a tejerlo y aún no había conocido a mi profe Ángeles, con quien al año siguiente tomaría mis primeras clases, pero esa es otra historia.


Hoy, quiero compartir contigo un poco de la historia de este emblemático y poético tejido llamado ñanduti.



¿Qué es el ñanduti?

Familia de tejedoras de ñanduti en Itaugúa 2018.

El ñanduti es un encaje de hilo, generalmente de algodón o seda, que se hace a la aguja en el Paraguay desde tiempos de la colonia, dice el libro de Annick Sanjurjo. Es una palabra guaraní que significa "blanco de araña".


Según el gran investigador de este encaje el Dr. Gustavo González no fue un legado de la cultura guaraní-tupí precolombina, como podríamos suponer ya que fue introducida por los españoles en el Paraguay y los portugueses en el Brasil.





Itauguá, cuna del ñanduti.


La ciudad de Itauguá del Paraguay es el centro de esta artesanía que luego se extendió a los pueblos vecinos como Ypacaraí, Pirayú, Yaguarón y Guarambaré.


Durante la guerra de la Triple Alianza, según relato de una tejedora, todas las artífices del ñanduti habían sido arrastradas por la vorágine hacia Cerro Corá, en pos del último ejército de Solano López. Después de aquella inmolación, una sola habría vuelto a Itauguá, donde reanudó su trabajo y lo enseñó a las mujeres de la generación sobreviviente.


Itauguá fue fundada en 1728 por españoles e hijos de españoles. Era una parroquia, según la tabulación de pueblos hecha por Don Félix de Azara, lo cual significaba implícitamente que no fueron indígenas ni mulatas sus primeras habitantes. El tipo étnico se ha conservado a través de la vicisitudes por que fue pasando la nación, concluye el libro Ñanduti en su página 43.


Origen indígena y las leyendas del ñanduti


Desde los primeros anuncios del encaje en Paraguay, se conocía no por un nombre español (como los soles de Tenerife), sino bajo el nombre guaraní ñanduti. Ya su nombre plantea la primera discusión.


Aunque la mayoría cita "ñanduti" con el significado sencillo de tela de araña, hay otros términos en guaraní para decir tela de araña: ñandu renimbo, señalando el hilo de la araña que usa para tejer y ñandu kyha, el hogar o hamaca de la araña, lo cual levanta la duda del ¿por qué otro término?.


Al "rebautizar" los motivos españoles con nombres en guaraní, las tejedoras integraron esta artesanía como parte de su microcosmos y no una simple adquisición de conquista. Este rebaustismo significa no solamente un cambio de nombres sino nuevos motivos, materiales y hasta nuevas técnicas para producir lujosos objetos hilados.


Las indígenas paraguayas antes de la llegada de los españoles tejían muchos artículos de uso cotidiano incluyendo su propia vestimenta, bolsas y redes de pesca utilizando fibras de las plantas autóctonas de la región. Documentado en las obras de investigadores actuales con grupos que no tuvieron contacto directo con los conquistadores, las tribus chaqueñas y amazónicas siguen tejiendo a mano estos objetos utilitarios de sus antepasados (de Palavecino 1960). No es sorprendente, entonces, que seguirían tejiendo y abiertamente aceptarían las nuevas técnicas de los encajes españoles.




Del Rosario Quiñonez y yo, Itaugúa 2018.

La araña inspiradora


La teoría más aceptada es la de W. Jaime Molins, quien en 1915 dedicó algunas líneas al ñanduti del Paraguay:

"La epeira sociales es una araña que labra su hogar en los troncos viejos de la selva. En seda amarilla extendida sobre una ligera concavidad de la corteza tira sus radios con una geometría implecable y en el centro mismo cubre con una tupida filigrana la alcoba pudorosa en que ha de eclosionar la prole futura... la mujer del país recogió como modelo y como si esto no fuera suficiente para perpetuar un arte manual que envidiarían las manufacturas de Brujas y Malinas, combinó con una flor silvestre, la del guayabo el motivo de aquel arte nuevo.. que la sencillez popular designó con su lengua nativa tejido de araña*"

Sin embargo, en la creencia popular del pueblo de Itauguá, no hay necesidad de identificar una sola tejedora araña, pues el resultado es el tejido sea cual fuera la inspiración originaria. Según las señoras del pueblo, antiguamente, Itauguá se encontraba envuelta en las telas de estas y otras arañas.

Y es que, alrededor del ñanduti se han tejido diversas leyendas, marcándolo como la única artesanía que figura dentro del mundo mítico de la cultura paraguaya.


En las leyendas se plasman los sentimientos más puros del alma de un pueblo que encuentra la magia y el milagro en todos los sucesos de la vida, elevando al encaje sencillo a ser interpretación de la cosmovisión y el poder del ser humano para armonizar con la naturaleza.



Una de las leyendas del ñanduti, mi preferida.


En vísperas de casarse, el hijo de un cacique salió de la toldería para conseguir las pieles de tigre que según costumbre de la tribu debía ofrecer a la familia de la novia, como prueba de su hombría, capacidad como cazador y sostén de su futura familia. No regresó, cuando pasado mucho tiempo ya, rastreadores de la tribu hallaron por fin sus huesos, vieron soprendidos que estos se hallaban envueltos en un extraño sudario: una araña tejedora había extendido sobre ellos su tela. La novia, que nunca había dejado de esperar al prometido, quedó impresionada. Quiso imitar la tela de la araña para cubrir la sepultura del amado. Durante varias lunas trabajó, por fin lo consiguió. Fue el primer Ñandutí. Josefina Plá 1998.


Esta historia recién empieza.



* Del libro de Eliodora Ramos de Martínez y María Angela Fernández de Navarro, Pág. 62.


bottom of page