top of page

Estos son tiempos para probar. Para tejer y destejer. Para crear puentes.


Compartimos un extracto de la Mujer Lunar escrito por Karina Falcón con el que resonamos hoy.


El SERVICIO . LUNACIÓN EN VIRGO


No existe servicio sagrado sustentado en el desconocimiento. Para saber nuestro servicio, este tiene que cantarnos. En el silencio de la no expectativa, donde acallamos todo lo que "se espera" de nosotras, todo lo que creemos que somos o que requerimos "ser", todo lo que creemos que "está mal", todo lo que hasta ahora nos ha dado una identidad "segura" (que no por eso, positiva) ... en ese lugar donde detenemos toda conversación con la expectativa... el deseo del servicio y del corazón, emerge. Y quizás, si nos damos la oportunidad miraremos que ESTAMOS EN TRANSICIÓN... y que estarlo está bien. Que estar en transición es también una forma de estar al servicio. Que en el camino a las nuevas formas de regeneración y expansión vamos buscando sin sentir la totalidad. Sin saber aún... lo que deseamos ofrecer. Y en este viaje estamos juntas, reinventando las formas, navegando nuevos modos.. "equivocándonos", re-transitándonos. Está bien.


En estos viajes de reconexión con la claridad hay toda una historia acompañándonos, hay un impulso, hay una visión que baja en cada uno de los que nos ofrecemos al silencio. Y en verdad, en estos momentos, lo único que necesitamos es INTUIR, lo que viene, lo que puede ser, lo que deseamos intentar... sin que sea definitivo.


Estos son tiempos para probar. Para tejer y destejer. Para crear puentes.


Es un tiempo para darnos cuenta que lo femenino siempre quiere evolucionar, cocrear mejor, girar en espirales para expandir. Y entonces, requerimos andar lo no andado, estar en transición para conectar. Estar en trance para conectar. Guardarnos para conectar.


En esta lunación en Virgo muchas mujeres estamos sintiendo un fuerte llamado a REINVENTARNOS. A terminar una forma de servicio y comenzar otra, con otras formas y maneras, en otros lugares. Y para poder reinventarnos necesitamos saber escucharnos, permanecer en un diálogo profundo y consciente con nuestro corazón, con ese "ser de nosotras" y con nuestra castidad (originalmente significa pura, integrada, y nada tiene que ver con la sexualidad). Extracto de La Mujer Lunar de Karina Falcón


Gracias.

bottom of page