top of page

“Descansa, haz silencio y escucha”

Bienvenido el decantar, el silencio. Bienvenido el recibir. Bienvenido el dejarse cuidar. Bienvenido el saber que estamos aunque no estemos presentes, que los procesos siguen y que estamos acompañadas. Bienvenida la oportunidad de escucha para el alma.


Punto atrás, en cada puntada sano las heridas pasadas. Honro mi linaje femenino. Reparo.

Punto cordón, me reencuentro con mi madre y con la madre naturaleza. Conecto.

Punto cadena, hago un lazo y lo uno al otro, y al otro... la cadena se va tejiendo. Sano.

Punto margarita, la cadena se hace flor. Transformo.

Punto semilla, pequeñas puntadas que solo juntas forman nuevas texturas. Renazco.


Infinita gratitud a cada mujer que es parte de este primer grupo de TEJER EN CÍRCULO: Adriana, Analia, Nora, María, Silvia, Lorena, Malu, Graciela, María Noel, Mariana, Verónica y Silvana.


Seguimos tejiendo historias con el nudo francés, rosetón y el festón.


"Los telares solo pueden ser tejidos con distintos puntos donde hayan faros de luz que sostengan completamente el telar. Y cada telar tiene en sí mismo también dentro de ese faro de luz otro telar, cada uno interconectado como una gran madeja unos con otros..."

Parte de la Canalización Brahman, 8 de agosto de 2019, Tiféret, Montevideo-UY.


bottom of page